6. Tiempo de lectura

Las doce en punto de la noche y examen al día siguiente. A ver, que no soy idiota y sabía que Laura no me iba a responder tal cual le llegara el mensaje. Para ella sacar un sobresaliente en Inglés estaba tirado y yo, dos semanas antes de terminar el curso, no sabía ni si iba a aprobar.

Por suerte, quedaban por entregar los trabajos fin de curso y yo tenía ventaja en eso. Me había pegado todo el mes copiando de la Wikipedia y leyendo libros chungos de esos que nunca te terminas.

Me quedaban 30 páginas de La Celestina antes de ponerme a estudiar. Me senté en el escritorio, encendí el flexo, saqué el libro y… ¡A leer para olvidarse de todo!

FUENTES DE INSPIRACIÓN

Música para leer, música para lectura, canciones para leer, canciones para facilitar la lectura, lectura con sonidos binaurales, frecuencias de lectura.