25. Música para dormir

Estaba yo mirando por la ventana cual empanao que mira hacia un punto fijo sin darse cuenta de la tontería cuando me vibró el móvil dentro del bolsillo del pantalón.

Era un audio de Laura. En él me confirmó lo que ni en mis mejores sueños podría haber generado con mi mente de iluso sin remedio: que le había encantado pasar el rato conmigo.

“Gracias, a mí también me ha gustado mucho estar contigo”. Le respondí. A lo que ella contestó con un audio muy largo en el que me proponía ir a la fiesta de cumpleaños de su amiga María al día siguiente. Yo, sin dudarlo, acepté la invitación.

Sin miedos, sin reparos, sin indecisiones. Debía estar a la altura de la situación. Se acabaron los temores y la timidez. Esta podría ser la chica de mi vida con la que encontrar ese amor que tanto ansiamos quienes todavía seguimos creyendo en él.

Le di mil vueltas al asunto y no pude dormir hasta bien entrada la madrugada. Me puse la musiquita en el altavoz de mi mesilla, bajita. Cerré los ojos y saqué toda la retahíla de trucos y consejos de gurús para conseguir dormir algo antes de que sonara el despertador.

FUENTES DE INSPIRACIÓN

Música para dormir, frecuencias para el sueño profundo, sonidos para conciliar el sueño, canciones para dormir, sonidos para dormir profundamente, frecuencias para la fase rem, canciones para dormir.