17. Buena energía

Los desayunos en mi casa no existían. Me despertaba con el tiempo justo para entrar en la ducha, vestirme, peinarme y coger un bocata de la nevera.

Uno de junio. Un nuevo día clave en mi vida, pero qué digo un día. ¡Un mes entero! Monté en el bus y en la puerta del instituto, mientras esperaba a Jaime para entrar juntos a clase. Vi de lejos a Laura, Marta y las demás.

¡Qué vergüenza! ¡Madre mía! Yo casi sin dormir, con unas ojeras de panda, y ella acerándose hacia mí.

Llegó Jaime. Llegó ella. Me miró Jaime. Me miró ella. Me miraron sus amigas. Todos nos miramos. Laura se acercó a mi oído y me dijo “que sí, que quedamos esta tarde”.

Solo pude pronunciar con la voz entrecortada un “vale”. ¡Joder, qué buena energía!

FUENTES DE INSPIRACIÓN

GRANDES ÉXITOS DE MALDITA NEREA: Buena energía, A quien quiera escuchar, Bailarina, Calcetines, Cuando todas las historias se acaban, Desde las nubes, La historia de tu vida, Me pesan las alas, Mi rey y yo, Nunca estarás sola, Perdona si te llamo amor, Siempre estaré ahí, Te prometo libertad, Tú no puedes hablar de amor, Y los niños ahí mirando, Piedra, papel o tijera.